lunes, 20 de enero de 2014

PRIMER CURSO DE OTG. Por Cristian




Hola amigos, el dia 18 de Enero impartí mi primer curso de OTG, organizado por PESCAMIL. Clientes y amigos de Ramón, gerente de la citada tienda (y buen amigo mío), se dieron cita en la Playa de la Patacona para, en primer lugar, disfrutar y en segundo, mejorar su técnica de lance a la media vuelta para conseguir más y mejores capturas en nuestra sacrificada modalidad de pesca, el surfcasting.

No les prometí que llegarían a los 200 metros, al menos el primer día, pero sí que se irían a casa contentos y con un par de pautas, para mí del todo imprescindibles, para ejecutar un OTG. Todos ellos tuvieron pinceladas de técnica en sus primeros lances, incluso quien ya había coqueteado con este lance antes, mejoró notablemente su potencia y precisión. Todo merito suyo, con el cielo amenazando lluvias no se dieron por vencidos y las tres horas les pasaron volando.


Gracias a  Sergio, Jose, Jorge, Richar, Chema y, aunque no aparecen en la foto de grupo y los vídeos por tener que ausentarse antes de terminar, a Ángel y Joaquín.

HASTA LA PRÓXIMA!!!!!

jueves, 16 de enero de 2014

PRIMERA SALIDA DEL AÑO

Ayer inauguramos el año (no la temporada pues para mí la temporada no termina nunca) viéndoles la cara a las primeras doradas, aún escasas de peso pero no de hambre.  Tras escuchar que se estaban tocando las primeras doraditas de noche decidí ir a tentarlas, preparé las bobinas del 0,14 para abarcar distancias, un par de buenas titas de palangre bien elegidas por el gran Ramón, algo de americano y anzuelos del número 1, si había actividad esperaba clavar alguna dorada de tamaño respetable para estos meses fríos.

Luís, mi amigo y veterano ex-pescador submarino me recogía a las 17h para ir a una playa del sur de Valencia dónde él, bien conocedor de los fondos marinos, estaba bastante seguro de que no nos ibamos a volver a casa sin picada.

Llegamos a las 17:30 a la playa y descubrimos que habían 4 pescadores más, nos pusimos a la derecha del todo, montamos rápidamente. Lancé una caña a la media vuelta y otra por encima del hombro para tenerlas a diferentes distancias, la más lejana con americano y la otra con un buen canuto de tita de palangre. Tras pasar 3 horas sin moverse los punteros (los avisadores, al anochecer) tuvimos la primera pasada para comer, en la que entraron dos doradas de unos 600g, tragadas hasta la cola, una en cada caña. Cambio cebos y cametas y las lanzo del mismo modo. Pasa una hora sin señal de actividad y vuelven al ataque entrando el resto de piezas, entre ellas una dorada de 1 kg, otra de algo menos y una mabra o herrera grande. 
A las 00:30 entró la última de las doradas y a la 1:30 dimos por finalizada la jornada. Volvemos con buen sabor de boca pese a que sólo dos doradas tenían el tamaño que esperábamos para la época en la que estamos. Ya irán engordando poco a poco.

 Repetiremos pronto!!