martes, 20 de mayo de 2014

DORADA XL!!!!!

  El domingo apuntaba lluvia pero a Sergio, su padre (Paco) y a mi nos daba realmente lo mismo mojarnos si el mar estaba en condiciones de poder pescar. Y no, no fue así, llegamos al pesquero y aunque no hacia viento el mar estaba fuerte, unos dias antes habíamos tenido oleaje y aún quedaban olas por extinguirse.

  No nos asustamos y montamos las cañas, yo monté mis bobinas del 0,14 de Trabucco, hilo recomendado por mi buen amigo Ramón y que, como veréis, funciona a las mil maravillas. Elegí plomos de varilla larga, alargados, tipo plomo español, cametas no muy largas (1,5m)de fluorocarbono Poseidon del 0,26 y lancé las dos cañas,con americano, una larga a la media vuelta y otra algo más cerca, para localizar el pescado, en el caso de haberlo. Hicieron lo mismo con sus respectivas cañas mis compañeros.

  Si no teníamos suficiente con que el dia estaba negro y que había oleaje..descubrimos que había corriente hacia la izquierda...joderrrrr!! algo más, puto Neptuno?. Cambiamos plomos, yo usé unos R2, que al tener un par de hendiduras, al sentir que cae y toca suelo, recoges 4 vueltas rapidamente y el plomo se queda bastante fijo en el fondo, pude pescar con ellos. 

  Empezamos a hacer canutos de tita, queríamos tener listo el cebo por si se producían picadas tener ascadas listas para no perder tiempo. Los avisadores se subían cada cierto rato, fruto de la corriente y en una de ellas, la que más cerca estaba, pensando que sería el plomo que se había desclavado, empiezo a recoger y noto dos pequeños cabezazos. Dorada de 700g que hacía aparicióna las 3 horas de estar en el pesquero pasándolas pu...canutas. Al menos sabemos que hay actividad, hago otra cameta, con tita y al agua.

  Pasada una hora, en la otra caña, la más alejada, que también llevaba americano tenemos un picadón que hace volar el avisador. Le dejo 5 segundos de rigor, saco la caña de la pica y...TIRÓN Y CARRERA!!!! les grito a mis compañeros para que vengan corriendo y, por favor, me graben pues la cosa prometía, Sergio rápidamente se puso manos a la obra con mi móvil. Una carrera tras otra, momentos en los que era imposible mover la palanca del carrete y sólo podía intentar frenarla y cansarla con el freno y 10 interminables minutos de tensión para poner en seco una dorada XL que nos llenó de ilusión y optimismo para continuar la jornada. 
Aquí tenéis el vídeo!!

 
  Después de esta cayó otra dorada de algo menos de 1Kg, con tita, cuano estabamos meditando recoger, acabando de redondear una buena jornada de pesca en este sufrido arte que elegimos, que es el surfcasting.

Un saludo a todoooooosssss!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario